El compromiso con el desarrollo económico, social y medioambiental de Covirán se refuerza de la mano de su Fundación, cuya sede física se ubica en el entorno de la Plaza de la Ilusión, en Granada.

Covirán ha entendido desde su origen que una empresa de economía social, una cooperativa, se hace más fuerte cuanto más sólido es su entorno, los pueblos y ciudades donde operan sus negocios y los vecinos y clientes de los 3.300 supermercados que Covirán tiene repartidos entre España y Portugal.

Bajo este convencimiento, hace dos años se gestó su Fundación, con líneas que van desde la formación en este sector, a la promoción de los hábitos de vida saludables a través de la alimentación y el deporte, pasando por el cuidado de la infancia o la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión; esta es una de las líneas más potenciadas hoy, atendiendo a la situación socioeconómica de estos tiempos.


Haciendo balance, a pesar de la corta vida de esta Fundación, en lo que va de año se han potenciado numerosos proyectos que promueven la empleabilidad de colectivos en riesgo de exclusión. Vitoria, Madrid, Sevilla, Toledo y Mérida, son algunas de las ciudades donde en los últimos meses se han desarrollado diferentes acciones con entidades locales, con ese fin.

Solo en Granada, son habituales las colaboraciones con Cruz Roja, Cáritas o Proyecto Hombre, ofreciendo a sus usuarios una formación en el sector que les ayude a encontrar una salida profesional digna; este año, la Fundación Covirán ha tenido como novedad más destacada un proyecto de formación, prácticas y contratación dirigido a un colectivo de mujeres víctimas de violencia de género. Todas ellas, tras un periodo de clases presenciales impartidas en la Escuela de Comercio, han podido realizar sus prácticas en el Supermercado Covirán La ilusión, situado en el mismo entorno. Ese mismo objetivo, la inserción laboral, queda patente en el acuerdo suscrito con ONCE, a través del cual, se contratarán a 45 personas con discapacidad, contribuyendo así a su integración y normalización. Antes de concluir el año, tendrán lugar otras acciones formativas específicas dirigidas a colectivos en riesgo de exclusión, tutelados por Cáritas Española.

 

También con la meta de trabajar en nuevos marcos de empleabilidad, además de estas líneas de actuación, desde la Fundación Covirán se tejen redes colaborativas con distintas Universidades, especialmente con la de Granada, generando un acercamiento entre empresa y universidad y creando sinergias que enriquecen sin duda nuestra sociedad.

Es importante señalar que, dentro de los fines de la Fundación Covirán se encuentra el fomento de la formación para satisfacer las necesidades de la sociedad en general y, en particular, de aquéllos sectores relacionados con la alimentación, potenciando su espíritu de compromiso con la comunidad y con el desarrollo sostenible empresarial y medioambiental; así, la Fundación, a través de su Escuela de Comercio, imparte a sus Socios formación específica de todas las áreas relacionadas del negocio, incorporando también formación en materia de Responsabilidad Social. Con ello, se logra sensibilizar a un colectivo de 15.000 personas, haciendo que las políticas de RSE lleguen a los supermercados de la enseña, y tengan un impacto directo en cada uno de los pueblos y ciudades donde la Cooperativa opera, algo que sin duda, mejora el tejido social de nuestro entorno.